Proyecto de donación de planchas

  • Este proyecto nos ha posibilitado, poder visitar a 120 familias y  acceder a estos 120 hogares (los más pobres),  con un tema sobre el que poder conversar. No sólo hemos conocido de primera mano la realidad de la zona sino que hemos tenido contacto con diferentes situaciones,  situaciones de desamparo de personas mayores, paralíticas viviendo en la más humilde pobreza, enfermedades que desfiguran el cuerpo humano en sus casos más extremos, la verdad  podías sentir sólo de verlos el dolor de la situación en la que vivían. Hemos llegado a algunas casas donde había una persona  casi moribunda que se le han abierto los ojos sólo de vernos,  son situaciones muy duras difíciles de expresar.

  • Haber vivido estas situaciones, una vez que vuelves a tu país, te obligan a replantear tu forma de vida, tu forma de ver las cosas, y tu forma de actuar y de valorar lo que tienes a tu alrededor. En muchos casos no entiendes porque las personas actúan de la forma en la que lo hacen, y piensas que necesitan tener contacto con esa realidad. Esto hizo que mi viaje a Guatemala haya merecido la pena.
  • En cuanto al proyecto de las Planchas para cocinar, se debe a una donación de una Iglesia Cristiana de Estados Unidos, hermanada con la Parroquia de San Marcos, una donación de 50 planchas.
  •  Las planchas son las cocinas que utilizan en los hogares, constan de una placa de hierro, que se encaja en un mueble de cemento (normalmente) y la plancha consta de tres agujeros circulares de distintas medias, para adaptarse a las medidas de las diferentes cazuelas.
  • La combustión que utilizan es madera, con ellas cocinan y les sirve de estufa. Las familias que no tienen recursos, no tienen planchas,  sino una forma mucho más rudimentaria que son tres piedras  altas y una chapa en las que cocinan sus alimentos.
  • Nuestro objetivo era la selección de aquellas familias que podían  ser beneficiarias de la donación, y elaborar una lista con diferentes datos de las mismas (propiedades, documentos identificativos, hijos a su cargo, estado de la vivienda, recurso económicos,  etc.) que ayudasen a esta selección.

  • Las visitas a los diferentes hogares se realizaban con una de las personas de las Aldeas, normalmente del consejo parroquial, y se efectuaban a los hogares previamente definidos en un listado, aunque en la práctica y sobre el terreno estos hogares aumentaron debido a las necesidades que se apreciaban. Al final de la recopilación de los datos se realizaban fotos del estado de la plancha que tenía en ese momento, de la casa y de la familia.  Se visitaron familias de todas las aldeas y cantones de los integrantes del consejo parroquial.