LA VOCACION Y LA HORA DEL DISCERNIMIENTO

Pequeño resumen de la vida del Padre Francisco María de la Cruz Jordán: La vocación y el discernimiento

La vocación:

Las condiciones adversas de la vida negaron a Juan Bautista Jordán estudiar en el momento justo, pero por otro lado le dieron la oportunidad de fortalecer su vocación, y sucesivamente dedicarse con diligencia y talento a los estudios, especialmente en el aprendizaje rápido de las lenguas, ampliando así su visión del mundo y de la Iglesia, siempre necesitada de renovación. La participación en los congresos católicos le permitieron ponerse en contacto con muchas personalidades con las cuales se encontraba con gusto.

Imagen de la casa 1
Seminario de San Pedro

Desde el punto de vista político Alemania atravesaba un momento particularmente difícil. Con Otto von Bismarck (1815-1898) comenzó el movimiento de la Cultura (Kulturkampf), y para la Iglesia se desencadenó un tiempo de prueba y persecución.

Muchos católicos abandonaron la fe y se adhirieron a la ideología de estado. Todos estos acontecimientos no dejaron indiferente al joven Juan Bautista Jordán.

Otto Von Bismarck
Otto Bon Bismarrck

Hacia finales de 1874 Jordán retoma los estudios de Filosofía y Teología en la Universidad Alberto Luis de Baden, en la ciudad de Friburgo. Produjo admiración su “actitud no común para los idiomas extranjeros”. (Joseph Kamill Litschgi)

La vocación y el discernimiento
Universidad Alberto Luis de Friburgo, Alemania

1875  –  J.B. Jordán participó en el “Congreso Católico” en Friburgo y colaboró activamente en los trabajos del apostolado de la prensa católica, dirigido por Mons. Schröderet en Suiza. En este año comenzó a escribir su “Diario Espiritual”, en el que anotaba sus meditaciones espirituales, algunas impresiones particulares, decisiones personales, y especialmente la llamada como fundador. En el Congreso Católico en la ciudad de Mónaco se hizo amigo de San Arnold Janssen fundador de los misioneros del Verbo Divino.

1877 – Juan Bautista Jordán entró en el Seminario Diocesano de San Pedro (Selva Negra), cerca de Friburgo para el último año de su formación al sacerdocio. Mons. Nicolas Gihr era su director espiritual.

1878 – El 15 de marzo Juan Bautista recibe el subdiaconado y un día después el diaconado. El 21 de julio fue ordenado sacerdote en la Iglesia de San Pedro, cerca de Friburgo, por Mons. Lothar von Kübel, y va a Roma para estudiar lenguas orientales.

1877 – Juan Bautista Jordán entró en el Seminario Diocesano de San Pedro (Selva Negra), cerca de Friburgo para el último año de su formación al sacerdocio. Mons. Nicolas Gihr era su director espiritual.

1878 – El 15 de marzo Juan Bautista recibe el subdiaconado y un día después el diaconado. El 21 de julio fue ordenado sacerdote en la Iglesia de San Pedro, cerca de Friburgo, por Mons. Lothar von Kübel, y va a Roma para estudiar lenguas orientales.

La vocación y el discernimiento
La vocación y el discernimiento
Juan Bautista Jordán 1872
Arnolt Janssen
San Arnold Janssen

LA HORA DEL DISCERNIMIENTO:

El 21 de enero de 1880 el padre Juan Bautista Jordán inicia el viaje por el Medio Oriente, una especie de peregrinación a los lugares santos, útil además para el perfeccionamiento de las lenguas, la exploración de horizontes misioneros sorprendentes, y el encuentro

directo con personajes con autoridad para el proyecto que tenía en el corazón y del cual no hacía un misterio, entonces enriquecimiento cultural y religioso al mismo tiempo. El P. Juan Bautista Jordán reconoce agradecido a la Divina Providencia que le regaló un modo único de confrontar su vocación a nivel mundial. Su personalidad es reforzada por la dimensión “apostólica y católica”.

En este viaje se le reveló claramente su vocación de fundador, inspirado en las palabras del Salvador:

“Esta es la vida eterna: que te conozcan a Ti, el único Dios verdadero, y a quien Tú has enviado, Jesucristo” (Jn 17, 3).

La vocación y el discernimiento
Cardenal Guglielmo Massaia Capuchino

P.Juan Bautista comparte en Egipto su llamada a ser fundador con Mons. Guglielmo Massaia (Capuchino), Y recibe de él “la primera bendición eclesiástica” para su proyecto apostólico.

Los pensamientos del P. Jordán hacia el fin de su viaje convergieron en el “Documento de Esmirna”. A los 32 años llega a su madurez espiritual: oración, meditación, encuentros con personas expertas, viajes, confianza en la Divina Providencia, y nace así la “Sociedad Apostólica Instructiva” organizada en tres grados. El P. Juan Bautista Jordán apuntó así en su Diario Espiritual: “La Sociedad Católica de cléricos y trabajadores en la viña del Señor entre todos los pueblos” (1878).

Jerusalén
Ciudad de Jerusalén

Vida del Beato Padre Francisco María de la Cruz Jordán: La vocación y la hora del Discernimiento

Menú de navegación por Páginas

La vocación y el discernimiento