¿Cómo evitar el sufrimiento?

Evitar el sufrimiento: Muchas veces con un simple compartir nuestros problemas, estos se solucionan. Sólo hay que dejarse ayudar.

Las Practicas contemplativas (meditación, oración, mindfulness etc.) potencian la capacidad de ver con mayor claridad y de amar con mayor entrega y generosidad. Esto nos ayuda a conectar con nuestra verdadera esencia, nuestro Ser.

Para saber como podemos evitar ese sufrimiento, tenemos que saber como se origina. 

¿Cómo se origina o de donde nos viene ese sufrimiento?

Nuestra verdadera esencia es que somos parte de un todo, es la vida eterna de la que nos habla Jesús en los evangelios.

Lo explico con el ejemplo de las olas, en cuanto piense que soy una ola, que nace, se desarrolla y muere en la orilla de la playa, empezaré a compararme con otras olas y fijarme en si soy más grande e importante o más pequeña o insignificante que las demás, pero si me doy cuenta que lo que en esencia soy es agua de mar, me doy cuenta de que la forma muere y desaparece, la esencia permanece. (la ola nace y la ola muere, pero el agua que es vida permanece).

En el hecho de identificarnos completamente con nuestra forma y no con nuestra esencia, está la raíz de todos los problemas y el origen del sufrimiento, a esto es lo que denominamos Ego, la creencia de que estamos separados del universo y de nuestra propia vida. Esto es lo que perturba la mente, haciendo que la percepción del mundo esté llena de ansiedad, de desconfianza y de miedo.

¿Qué implica no identificarnos con nuestra verdadera esencia?

Lo que implica es que no buscamos la seguridad en el único sitio que la podemos buscar, y que es en el Ser. Nuestro Ser es lo que nos define, es nuestra auténtica esencia, nuestra verdadera naturaleza. Esa ceguera mental implica que busquemos la seguridad en las cosas materiales que nos dan sensación de estabilidad, estamos obsesionados con buscar la permanencia, evitar el envejecimiento y acabar con la muerte.

La felicidad, el verdadero Gozo, viene del Ser no del tener. Tener cosas, poder y estatus puede ayudarnos a llevar una vida más cómoda, pero lo que no puede darnos es una vida más feliz.

La felicidad es el resultado de conectar con eso que somos y descubrir que nuestra esencia no es material sino espiritual, y que por consiguiente es también inmortal.

En esencia somos conciencia y amor

El amor es el que nos impulsa a poder sentirnos como parte del todo. Tal vez el amor tenga mucho que ver con descubrirse en el otro. Si me descubro, si me veo en el otro ¿Por qué iba a tener miedo y porque me iba a sentir asustado?

En una entrevista el profesor Hans Selye, dijo que la mejor manera de acabar con el distrés (estrés que daña los cuerpos, los entendimientos y las relaciones), era ganarse el amor del prójimo, al final lo que vas entendiendo que lo que somos en esencia es Conciencia y Amor.

¿Cómo evitar el sufrimiento?

Evitando el sufrimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.